2018 un año de oportunidades.

Aprovechando estos últimos  días de este 2017   quiero hacer una pequeña reflexión acerca de lo que podremos  vivir a lo largo de este próximo 2018 .
Para algunos podría definirse que será el año del éxito, para otros el del aprendizaje, y en fin, cada uno de nosotros podría definir en una palabra como espera que sean estos próximos 365 días.
Sin embargo, es importante que tengamos una palabra siempre en mente y esta palabra es OPORTUNIDAD.

Oportunidad viene del latín ob porter, lo cual hace referencia al momento que debían esperar los barcos cerca del puerto para ser llevados por la marea a su destino. Debían aguardar hasta el momento de la marea ya que esta los movilizaba hasta el puerto. Imaginemos la expectación de cada uno dentro del barco esperando el momento de la marea, el capitán y toda la tripulación estaban atentos, porque se dice que en caso de descuidarse y perder ese momento les tocaba otra vez esperar una nueva marea para poder entrar y llegar a dicho puerto.

A lo largo de este de 2018 sin duda habrán mareas (muchas o pocas) que seguramente aprovecharemos para arribar allí donde queremos y posiblemente aprendamos que, para poder llegar al destino, requerimos algo más que sólo querer, sin duda, tenemos que ser hábiles para aprovechar ese momento y no dejar que sencillamente pase. También pudo ocurrir que la marea llegue y sencillamente perdamos la oportunidad de sumergirnos en ella para abordar a donde queremos ( una oportunidad de negocio, un nuevo empleo o proyecto, ascensos laborales, cambiar de trabajo, acceder a la universidad, etc…) esta serie de situaciones pueden generar en nosotros desanimo, cansancio, decepción y todo tipo de emociones cuando vemos que no alcanzamos lo que con tanto esfuerzo nos proponemos. Pero es normal que experimentemos esas emociones, somos seres humanos y de hecho es necesario en ocasiones vivir esos sentimientos para replantearnos cómo venimos haciendo las cosas; lo que NO es normal ni productivo es quedarnos en el mismo estado de autoconmiseración, lamentándonos por lo que no logramos y desaprovechando las oportunidades que llegan una y otra vez. Estoy completamente convencida que estamos rodeados de oportunidades pero que nos hace falta habilidad para verlas y sobretodo saber aprovecharlas.

1. Se dice que las oportunidades pasan y no vuelven.  Creo firmemente que podemos replantear la situación en ese tiempo de espera. Podemos evaluar el qué, por qué, cómo y lo que nos motivó para emprender el viaje. En esa búsqueda podemos optar por mejorar nuestra estrategia tomando lo que más nos sirvió y mejorando aquello que nos dificultó el alcance del objetivo. Lo que sería un proceso de aprender y desaprender para volver a aprender. A lo mejor intentar una nueva vía.
2. Debemos decidir volver a empezar. Nuestro cerebro cuando experimenta la tristeza o el estrés negativo, sencillamente se bloquea para planear, porque no genera ni la energía necesaria para actuar, ni las ideas propicias para llevar a cabo lo que se desea. Por eso, cuando los países entran es crisis, curiosamente empiezan a surgir personas emprendedoras, porque ya no se trata de sólo querer sino de la necesidad de tener que hacer y de forzarse a ello. Se debe decidir volver a empezar y el estrés positivo en este caso es un agente movilizador que al mismo tiempo nos impulsa a actuar y a poner toda la fuerza.
3. Revisemos el timón y el motor de nuestro barco, es decir nuestras habilidades e intereses. En lugar de menospreciar lo que tenemos y de comparar nuestros talentos con los talentos de los demás concentrémonos en lo que queremos alcanzar. Hay alguien que espera por nosotros. Todos tenemos un nicho o un sector que desea contar con nuestras habilidades. Entonces a gestionar!.
Las oportunidades no son fortuitas, podemos propiciar el escenario propicio para gritar: OPORTUNIDADES e ir al lugar que deseamos, a la meta.
“No hay duda de que hay muchas formas de ser un ganador, pero en realidad hay solo una forma de ser un perdedor,  y esta es fracasar y no ver más allá del fracaso” Kyle Rote JR

2 comentarios a 2018 un año de oportunidades.

  • Luis Bernardo Figueroa  dice:

    Señora Laura: que buenos son los temas que usted toca en su blog; son de gran ayuda profesional y emocional, de seguro que el año 2018 será un año lleno de OPORTUNIDADES, le deseo a usted y a su querida familia tengan unas Felices Fiestas de fin de año. Saludos, Luis Bernardo Figueroa

    • LaUrAMoNToya  dice:

      Gracias Luis Bernardo. Un abrazo y mis mejores deseos para ti, tu esposa Mauricio tus nietas que están grandísimas y hermosas y toda la familia.

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>